El pan bajo el brazo

Septiembre de 2003. María y José esperan ansiosos su primer hijo. Todavía no saben cómo van a comprar sus pañales o cómo van a alimentarlo, ya que su situación económica es bastante precaria. La ayuda del gobierno no es suficiente, y José hace poco perdió su trabajo. De cualquier manera nada de eso importa, Martín está por nacer y eso es suficiente para traerles felicidad. Pero el médico les trae malas noticias. Martín nacerá con espina bífida, un defecto del desarrollo que le traerá serias consecuencias de salud durante su crecimiento. María y José están devastados, no saben que pasó.

Lo que ocurrió es que la precaria situación de estos padres, así como la de muchos otros en nuestro país, impidió que María tuviera una buena nutrición, y con ello no tuvo acceso a un derivado de la vitamina B, el ácido fólico, que es necesario para un correcto desarrollo de los bebés durante el embarazo, evitando, entre otras enfermedades, la espina bífida.

Octubre de 2005. María y José esperan su segundo hijo. Están temerosos porque sufrieron mucho durante el crecimiento de Martín, que a pesar de todas las adversidades acaba de cumplir sus primeros tres años. Pero esta vez el doctor trae buenas noticias. Mariana nacerá sin problemas. Todo gracias a un programa nacional, iniciado en el año 2002, que ordenó incorporar el ácido fólico en la harina de trigo que María y José utilizan para hacer su propio pan y que reciben todos los meses a través de un programa provincial de nutrición. Pero según un trabajo realizado por médicos de la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud de Buenos Aires, no sólo Mariana resultará beneficiada, sino que la incidencia de enfermedades relacionadas a la falta de ácido fólico descendió en todo el país a más de la mitad de la existente en años anteriores al programa nacional.

María y José lloran de felicidad. Muchas madres en todo el país también, pero el motivo no es el mismo que el de ellos. Que sus niños vengan con un pan bajo el brazo nunca tuvo tanta importancia.

Copyright © 2012 – 2017 Alberto Díaz Añel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s